¿Puedo operarme de la miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia?

candidato-cirugia

Foto por imagerymajestic vía www.freedigitalphotos.net

Lamentablemente, no todos somos candidatos para la cirugía ocular, pero hay muchos factores que determinan si un paciente lo es o no. A continuación vamos a presentar los problemas más comunes que suelen identificar los oftalmólogos para diagnosticar esto:

  1. La edad: Este es un punto de discusión para muchos oftalmólogos. Algunos dicen que uno puede operarse desde los 18. Otros desde los 21 y otros desde los 24 años de edad. En todo caso, lo que se busca a través de este factor es que el problema refractivo se encuentre estable y no degenere más con el tiempo. Esto dependerá de la opinión del especialista en cada caso específico.
  2. No padecer de ninguna patología o consumir algún tipo de medicamento que dificulte la cicatrización.
  3. No padecer diabetes ni patología oculares como consecuencia de ella (retinopatías, glaucoma, etc.) Sólo se puede operar siempre y cuando las patologías estén controladas. Eso depende del especialista.
  4. En el caso de las mujeres, no pueden realizarse cirugías durante el periodo de gestación o lactancia.
  5. Idealmente no haber sufrido infecciones, inflamaciones o lesiones en los ojos. De haber sido así, es importante comunicarlo al doctor previamente.
  6. No haber padecido de heridas en la córnea que hoy sean – Acá depende de la profundidad y lo localización de la cicatriz o cicatrices.
  7. La medida: Cuando es muy leve se determina que la operación es innecesaria. Cuando es demasiado acentuada, probablemente la cirugía no vaya a ser suficiente para solucionar el problema, en cuyo caso se pueden combinar cirugías para llegar al objetivo.
  8. El tamaño de las pupilas. Cuando éstas son muy grandes, se puede correr el riesgo de sufrir halos y visión doble luego de la cirugía láser.
  9. El grosor de las córneas. Si las suyas son muy finas, es probable que no sea candidato para cirugía Lasik. En este caso, sin embargo, existen otras opciones que el especialista puede recomendar.
  10. Haberse realizado cirugía ocular previamente también podría ser un factor determinante. Es importante que esta información sea comunicada al oculista durante el diagnóstico.
  11. Infecciones o lesiones en los párpados. Existiría el riesgo pero primero se puede tratar la lesión y luego se opera.

Para concluir queremos decirles que hemos tenido bastantes consultas de personas que nos piden una opinión e incluso rangos de precios a través de nuestra página de Facebook sobre cirugía ocular. Nosotros no podemos brindar esta información porque todos los criterios que acabamos de explicar influyen para determinar que tratamiento es el adecuado para cada uno.

Es por eso que recomendamos reservar una cita con uno de nuestros especialistas para lograr un diagnóstico adecuado. Pueden hacerlo llamando al 512-1212. Mucha suerte y hasta la próxima semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>